≡ Menu

Tarot y Videncia del amor

Una consulta de tarot videncia de amor diferente

A la hora de seleccionar una consulta de tarot videncia del amor es fundamental partir del hecho de que el vidente que nos atienda sea un profesional, es decir una persona con la necesaria formación y experiencia como para avalar la calidad de nuestra consulta.
Esto es así porque el tema de esa consulta de tarot o de videncia se refiere al tema más delicado de las relaciones humana, el tema sentimental por excelencia: el amor de pareja. Esto provoca que tengamos que tener la suficiente cautela para saber escoger un servicio de tarot y videncia que nos ofrezca la suficiente confianza para adentrarnos en un asunto tan delicado.

Elegir un tarot videncia del amor

1. Privado. Consulta Particular.

La clave de cualquier tipo de consulta se basa en la calidad y que pueda existir un trato de confianza. A tal fin es importante seleccionar una consulta de tarot y videncia sin gabinete. Esto quiere decir que busquemos una consulta privada, la cual nos permitirá así conocer a la persona con la que hablamos alejándonos de servicios de empresas en que se nos tratará impersonalmente.

2. Profesional. Experiencia y formación.

En cualquier tipo de consulta lo que se busca es el servicio de un profesional serio y de confianza. Existen muchas ofertas de tarot y videncia por teléfono en la que se afirma que la persona que nos atenderá posee superpoderes infalibles. Frente a esto es aconsejable basarse en el sentido común que nos dice que lo importante es la experiencia y formación del profesional al que se va a consultar.

videncia tarot artesanal

El I Ching :un sistema de videncia diferente

La gran mayoría de ofertas de videncia se basan en el tarot. Ua alternativa al típico juego de cartas del tarot es un oráculo procedente de China..El I Ching.. Este milenario método de adivinación china es considerado por los expertos como el mejor sistema de consulta. Con una historia de miles de años el oráculo del Cambio, como también es conocido, nos sorprenderá no sólo por sus predicciones sino por su capacidad para aconsejarnos y encontrar el mejor camino posible.

Además a la hora de tocar el tema del amor revela una profundidad y atención a las complejidades del sentimiento que hacen que sea el sistema más adecuado para este tipo de consultas.En el caso de querer consultar a la alternativa de Oriente al tarot nos encontramos que al realizar nuestras preguntas de amor al I ching Este oráculo plantea la situación sentimental como si la relación de pareja fuera un baile, y al preguntarle nos comenta tres cosas:

  • Sobre el Presente. Nos muestra el sentido oculto de lo que está ocurriendo, los sentimientos que están tras las apariencias que adoptan las personas.
  • Sobre el Futuro. Nos señala el rumbo que tomarán las cosas partiendo de nuestro presente, el camino que tomaran las cosas en el porvenir.
  • Con un Consejo. Esto es algo muy apreciado y distinto completamente al tarot. El I Ching siempre nos ofrece un consejo para actuar del modo más acorde a nuestra propia armonía.

tarot y videncia i ching

Una consulta alternativa de tarot videncia de amor

Si lo que busca es una alternativa seria y de confianza a las consultas habituales de tarot y videncia de amor le sugiero mi propia consulta. Estaré encantado de atenderle en los telefonos 806 y en el teéfono de tarot videncia visa que pongo a su disposición.

A su servicio,

tarot y videncia don fidelDon Fidel

Licenciado en Psicología y Filosofía

tarot y videncia visa

Existen muchas consulta de tarot y videncia  de lo que se trata es de saber seleccionar aquella que nos ofrezca la mayor calidad posible. Para ello tenemos que tener dos criterios fundamentales que nos guiaran en la elección adecuada en nuestra búsqueda.

La Persona

Se trata de buscar un servicio artesanal, semejante a los de antaño. Alejarnos del moderno enfoque empresarial de los tarots, centros de llamada masivos y anónimos, nos permite volver a una consulta más humana, más personal. Una consulta artesanal fundamentalmente se trata de dos cosas:

1. Un trato privado. Esto quiere decir que nos atiende directamente el profesional, buscando un trato personal en el que con confianza podamos desarrollar nuestra consulta.

2. Un trato profesional. Esto implica la elección del servicio por la experiencia y formación del profesional. A menudo se piensa que en estas cosas de la videncia se trata de buscar a alguien con “superpoderes”. Dado que hay tantos que se anuncian con ellos es preferible atenerse a un criterio más sencillo y buscar a un profesional de un método sin más.

tarot y videncia visa artesanal

El Método

Es muy habitual pensar que el tarot es el único medio de videncia. De hecho existen muchos sistemas de adivinación, y se trata de escoger cual puede servirnos. De entre todos los métodos no cabe duda para los especialistas que destaca uno procedente de Oriente.  Se trata del oráculo del Cambio…el I Ching.

Este antiguo método, con más de dos mil años de consultas, nos permite preguntarle sobre nuestros asuntos ofreciéndonos una respuesta a tres niveles:

1. La situación actual. Nos hablará del presente, del fondo de lo que está ocurriendo  y que puede pasar desapercibido.

2. La situación futura. Nos indicará el rumbo futuro que van a tomar las cosas, el camino que van a coger.

3. La sabia sugerencia. Algo completamente diferente a cualquier otro sistema. El I Ching es un oráculo que nos habla de cómo actuar con sabiduría, y por tanto nos ofrece consejo para que podamos actuar según unos principios que han perdurado miles de años.

Haga su consulta con seguridad

Si lo que desea es una consulta diferente de tarot y videncia visa  le sugiero mi servicio. Puede llamar al teléfono fijo para visa a su disposición donde le atenderé personalmente con toda confianza.

A su servicio,

tarot y videncia visa don fidel

Don  Fidel

El conocimiento del tarot es simbolico. Veamos el significado de la faz según Chevalier.

"La palabra faz ipanim) es siempre empleada en plural en hebreo. La faz del hombre designa su cara, sobre la cual se ins­criben sus pensamientos y sus sentimientos. Si aquél se orienta hacia la luz, puede ésta resplandecer de claridad. La faz de Dios se relaciona con su esencia, y por eso es impo­sible contemplarla. De ahí ese texto sagrado: «Tú no puedes ver mi rostro, el hombre no puede ver mi faz y vivir.» Por esta razón dice san Juan: «Nadie ha visto nunca a Dios» (Un 4,12). Cuando Moisés exclama: «Muéstrate a mí» (Éx 33,13), expresa por esta llamada su deseo de contemplar la esen­cia divina. De todos modos el éxtasis -en cuanto muerte virtual- parece, según san Agustín, susceptible de permitir cierta apre­hensión de Dios: esto ocurrió a Moisés en el Sinaí y a Pablo al ser raptado al tercer cielo. Semejante visión es una anticipación de la beatitud. La visión cara a cara está reservada a la vida eterna. Los místicos imploran a menudo a Dios suplicándole que les muestre su faz. La faz es el símbolo del ser mismo de Dios o de una persona humana. M.-M.D.

El rostro es un desvelamiento, incom­pleto y pasajero, de la persona, como el des­velamiento de los Mystica en las pinturas de Pompeya. Nadie ha visto nunca directamen­te su propia cara; uno no puede conocerla más que con la ayuda de un espejo y por imagen. El rostro no es pues para uno, es para el otro, es para Dios; es el lenguaje si­lencioso. Es la parte más viva, la más sen­sible (sede de los órganos de los sentidos) que, a las buenas o a las malas, se presenta a los demás: es el yo íntimo parcialmente desnu­dado, muchísimo más revelador que todo el resto del cuerpo. Dice Max Picard «que el hombre no osa mirar sin temblar un rostro, pues éste está ahí antes que nada para ser mirado por Dios. Mirar un rostro humano es como querer controlar a Dios… Unica­mente en la atmósfera del amor puede un semblante humano conservarse tal como Dios lo creó, como su imagen. Si no está ro­deado de amor, el rostro humano se coagula y el hombre que lo observa tiene entonces ante sí, en lugar del verdadero rostro, su ma­teria solamente, lo que está sin vida, y todo lo que él enuncia a propósito de este rostro es falso» (picv, 14). Para comprender un semblante se precisa lentitud, paciencia, res­peto y amor. Analizar un rostro sin amarlo es envilecerlo; es destruirlo. "

Con la moderna aparición del tarot videncia 806 nos encontramos ante un servicio telefonico de tarot 806 que nos permite llamar cuando lo deseemos para hacer nuestras consultas. Sin embargo nos olvidamos, precisamente por esa facilidad, de la necesaria actitud poetica.

Y es que para realizar una consulta debemos adoptar un pensamiento propio del poeta, como nos dice Miguel Hernandez:

Fuera menos penado si no fuera

nardo tu tez para mi vista, nardo,

cardo tu piel para mi tacto, cardo,

tuera tu voz para mi oído, tuera.

Tuera es tu voz para mi oído, tuera,

y ardo en tu voz y en tu alrededor ardo,

y tardo a arder lo que a ofrecerte tardo

miera, mi voz para la tuya, miera.

Zarza es tu mano si la tiento, zarza,

ola tu cuerpo si lo alcanzo, ola,

cerca una vez, pero un millar no cerca.

Garza es mi pena, esbelta y triste garza,

sola como un suspiro y un ay, sola,

terca en su error y en su desgracia terca.

Buscar un servicio de calidad en consultas de tarot y videncia por telefono puede hacerse bastante complicado, pues la gran cantidad de ofertas de servicios tales como tarot del amor por telefono hace que el cliente no sepa muy bien a quien elegir. Existen unas recomendaciones básicas para comenzar una buena selección:

  1. Buscar la consulta privada de un profesional. Esto implica primero escoger sólo aquellos servicios que sepamos van a ser atendidos personalmente por el profesional que se anuncia, y segundo que esa persona que se anuncia sea realmente un profesional, es decir, tenga la formación y experiencia necesarias para dirigir una consulta de este tipo.
  2. Encontrar la afinidad especial. Se trata de que escojamos al profesional que más empatía nos produzca, que nos permita intuitivamente confiar en él lo suficiente como para abordar una consulta de una manera abierta y relajada. Esto es importante, pues muchas veces el cliente se cierra pensando que puede ser engañado y pone a prueba al profesional adoptando una actitud cerrada y desconfiada.

Por otro lado, dada la cantidad de ofertas de videncia por telefono podemos distinguir también por el metodo utilizado. En general nos encontraremos con el tarot como principal herramienta, aunque existen alternativas mucho más adecuadas como es consultar a un oráculo.

Y de entre los oráculos no cabe duda de que destaca especialmente el I Ching, un antiquisimo oráculo procedente de Oriente que es el que utilizo en mi propia consulta. Consultar a este milenario sistema de adivinación nos lleva a realizar preguntas que el propio I Ching responde.

A la hora de elegir una consulta le sugiero que valore mi propia consulta. Quedo a su servicio,

Don Fidel

Si existe un criterio básico a la hora de elegir una consulta de tarot videncia es que precisamente encontremos una consulta de tarot y videncia fiable. Esto es algo que ha acompoñado a este oficio desde el principio del tiempo, pues siempre se ha dicho que ni están todos los que son ni son todos los que están. Aceptada esta situación en que tendremos que ir con cuidado a la hora de escoger un servicio podemos tener un criterio que nos permita elegir entre tanta oferta que nos ofrece el mercado.

Hay dos recomendaciones que nos pueden ayudar:

1. Elegir a un profesional : esto quiere decir que debemos atender a que la persona elegida posea la necesaria formación y experiencia como para garantizarnos la consulta. En este ramo puede hacerse dificil apreciar esto debido al énfasis que se hace en superpoderes que no requieren ningún estudio.

2. Elegir una consulta privada: se quiera o no este oficio ha sido siempre artesanal, siempre ha sido algo privado y personal. Por tanto alejarse de esto para entrar en la moderna oferta de empresas de comunicación que regentan grandes grupos de tarotistas con una fuerte publicidad nos lleva a otro tipo de servicio. Hablamos de un negocio de “comida rápida” mas que de un restaurante de toda la vida.

Por tanto si estamos buscando por ejemplo una consulta de tarot y videncia fiable tendremos en cuenta el hecho de seleccioar a un artesano del gremio, y alejarnos de tantas promesas anónimas de centros de llamadas. Por último hay que recordar que lo importante en el oficio no es la persona sino el sistema. En mi caso yo utilizo el I Ching, un antiquísimo oráculo que responde por sí mismo.

Esto es preferible porque se ajusta a un planteamiento más tradicional en el que lo fundamental es la consulta al oráculo y no a una persona, por muchos poderes que diga tener.

La gran mayoría de consultas que se realizan en el tarot son sobre el tarot de amor, por lo que es evidente que siendo como es el amor un asunto tan delicado pedimos al profesional que nos atiende una cierta sensibilidad a nuestra cuestión.

A la hora de consultar es bueno recordar que ante todo es necesario una actitud poética, porque de lo que estamos hablando es algo que requiere ese especial mirar tan propio del poeta. Tal como diría el poeta Amado Nervo:

Siempre que haya un hueco en tu vida,

llénalo de amor.

Adolescente, joven, viejo:

siempre que haya un hueco en tu vida,

llénalo de amor.


En cuanto sepas que tienes delante de tí un tiempo baldío,

ve a buscar al amor.

No pienses: “sufriré”

No pienses: “me engañarán”

No pienses: “dudaré”


Ve, simplemente, diáfanamente, regocijadamente,

en busca del amor.